Archivo (página 2 de 2)

La esencia de la magia

Cuando me preguntan: Chephie, ¿de dónde viene la magia? Todos mis amigos resoplan y se hacen ovillo, saben que ahí viene una cátedra sobre la Esencia de la Magia. Y no es de sorprender, pues he dedicado la mayor parte de mi vida, desde los veinticinco años, al estudio de la misma.

Recientes descubrimientos demuestran que existe un “gen mágico”, que determina a aquellos individuos quienes podrán utilizar la magia y quiénes no. Por eso, en las familias de magos nacen niños magos, pues el gen es dominante, mientras que en los muggles, aquello no pasa, salvo en contados casos.

Sin embargo, el tener el gen no define tu capacidad o potencial mágico, si bien puede darte un poco de ventaja tener padres talentosos, aquello no te garantiza que puedas realizar magia extraordinaria. Creo que todos recordamos a Jeremias Ollon, cuya madre Hestia Moriandi, fue la mejor pocionista de su generación, y quien pudo perfeccionar los Doce Usos de la Sangre de Dragón. Jeremias, si bien no era un squib, no podía realizar una poción aunque siguiera la receta, Jeremias era conocido hasta por quitarle las propiedades mágicas a los bezoars.

Lo anterior también lo vemos en nuestra ex-ministra de magia, Hermione Granger, que nació de dos muggles dentistas, y aún así, apuesto que no han visto bruja más brillante que ella, además cuyo enorme corazón ha permitido que los squibs asistan a Hogwarts, e incluso se seleccionados para una casa con el Sombrero Seleccionador […]

Extracto de La esencia de la Magia, ¿por qué mi perro no puede ser mágico? de Cephalias Arondale

Situación de los squibs

En los años 1960, las marchas  squibs supusieron el primer intento real de esa comunidad de reclamar unos derechos que siempre les habían sido negados. Nacidos de padres magos, pero incapaces de realizar magia,  se les consideraba una parte indeseada de la sociedad mágica. Muchos de ellos eran escondidos por sus propias familias, mientras que a otros se les animaba a abandonar el único mundo que habían conocido — el de la magia — para integrarse al muggle. Aunque las marchas no cumplieron el objetivo deseado, y los squibs siguieron siendo maltratados, si ayudó a que la Sociedad de Ayuda a los Squibs ganara cierta notoriedad. Esta procuraba encontrar trabajos para los squibs expulsados de sus familias, o para aquellos que no deseaban seguir el consejo de los magos y unirse a los muggles. Aunque era una pequeña organización, con apenas miembros, la Sociedad fue, durante muchas décadas, lo único a lo que los squibs podían aferrarse.

Todo, sin embargo, cambió con la llegada de Hermione Granger al puesto de Ministro de Magia. Esta escuchó las necesidades de la Sociedad de Ayuda a los Squibs, y por primera vez, les dio una respuesta desde el propio Ministerio. Estableció la Oficina de Asuntos Squibs, dedicada, en primer lugar, a la integración de estos en el empleo mágico: se consideró ilegal negar a un squib un puesto de empleo para el cual, a pesar de su falta de magia, estuviera calificado. Se suprimió todo tipo de escrito que abogara por la marcha de los squibs al mundo muggle, que fueron substituidos por propaganda a favor de la integración, y se realizaron campañas para animar a estos a mantenerse en sus hogares y no dejar atrás el mundo mágico.
Pero tal vez el movimiento más radical fue permitir a los squibs la posibilidad de atender a Hogwarts, estudiando las asignaturas que no requerían de habilidades mágicas, como Estudios Muggles o Historia de la Magia, y la teórica de aquellas que sí lo necesitaban, como Defensa Contra las Artes Oscuras. Por primera vez en su historia, el Sombrero Seleccionador fue situado sobre la cabeza de un niño squib, al que mandó a una de las casas, a pesar de que en primera instancia su desconcierto fue tal que se necesitaron cinco profesores para explicarle al objeto la nueva situación. El primer niño squib en ser seleccionado fue Birger Pemberton.

Por supuesto, no todo el mundo está de acuerdo con la  integración de la comunidad squib en el mundo mágico, especialmente aquellos que consideran que no han de ocupar puestos de trabajo que podrían destinarse a auténticos magos, ni mezclarse con los niños de Hogwarts.

Una historia de la mafia

Donde haya algo ilegal, la mafia encuentra su nido. La excepción, por supuesto, no podía ser Gran Bretaña. La Mafia Rusa tuvo su primer encuentro con la comunidad mágica en los años en los que Voldemort comenzaba a ganar poder, pues encontraron un jugoso negocio en el tráfico de objetos tenebrosos, siendo proveedores principales de muchos de los mortífagos durante La Primera Guerra Mágica Británica.

En 1968, el Jefe de la Mafia, Viktor Bogdanov hizo un trato con varios mortífagos: el conseguía los objetos tenebrosos y ellos proveían de criaturas mágicas para su comercio. Viktor Bogdanov era un mago, sin embargo, nacido de padres muggles, cosa que no importó mucho a los seguidores de Lord Voldemort siempre y cuando pudieran mantener su dominio y poder. Además, nadie quería hacer enojar a Viktor Bogdanov, un mago tenebroso como ninguno, pero sin ambición de un poder como los británicos.

Viktor fue el inicio de la mafia rusa mágica, pues con dicho trato, muchos magos británicos, se unieron a sus filas. No tardó en extenderse hacia la comunidad mágica rusa, absorbiendo rápidamente a un grupo de familias mágicas que controlaban todo. Los Bogdanov, llegaron así al poder.

El trato con los mortífagos acabó cuando Lord Voldemort desapareció por primera vez, luego del atentado contra los Potter.

Los rusos y el purismo

La comunidad mágica rusa no se basaba nunca en una ideología de purismo de sangre, para ellos, cualquiera podía demostrar valía, y lo único que contaba era la fuerza y el talento, motivo por el cuál, cuando los Bogdanov demostraron su poderío e inteligencia, después de casi una década de conflictos en las sombras, desapariciones inexplicables y terror, las familias poderosas aceptaron su derrota, uniéndose al enemigo sin chistar, queriendo rozar un poco del poder que comenzaban a acumular.

La procedencia de Viktor Bogdanov no disgustó a nadie, ¿qué más daba que fuera hijo de muggles? Tenía toda una red criminal que abarcaba no solo el mundo mágico, sino el muggle. Aquello abarcaba toda una nueva visión para las familias poderosas, acostumbradas a mantener el poder mediante conspiraciones, veían todo un nuevo mundo surgir ante ellos.

Cuando Viktor Bogdanov hubo asentado su poder, creó un Concilio con aquellos que hubo derrotado, formando así una hermandad. Fueron cuatro familias las que acudieron a su llamado, quedando tres de ellas en el exilio voluntario. La Familia Smirnov, Karkaroff & Bubka, se relegaron en sus ideologías, ampliamente influenciados por la complicidad de los Karkaroff con el Señor Tenebroso, fueron los únicos que renegaron contra los Bogdanov, sin embargo, al no obtener el apoyo de la mayoría, se dedicaron a apoyar al Señor Tenebroso desde las sombras, y ganar poder en Gran Bretaña.

Fue la Familia Smirnov, quien buscó la ayuda de los Bogdanov y su Concilio para volver a traficar con objetos tenebrosos, luego de la segunda ascención de Lord Voldemort.

El Concilio Rojo

Las Familias Mágicas Poderosas se unieron a los Bogdanov con ansias de poder, y expansión. Tres de ellas, con orígenes puros y una de ellas con orígenes similares a los Bogdanov, una familia poderosa en el mundo muggle, que pronto se vio bendecida con un mago en la familia.

El Concilio Rojo fue su pacto de paz, el final del reinado del teror, la muerte y la peste; momentos sumamente oscuros para la comunidad rusa mágica. Actualmente la integran:

♦ Los Novikov.
♦ Los Serkin.
♦ Los Steklov
♦ Zhdánov (familia con procedencia muggle)

El Concilio se reúne para tomar acciones contra otras organizaciones y mafias más pequeñas, así como discutir temas de territorios y alianzas. Son una Hermandad, la Hermandad Roja y se cuidan los unos a los otros.

Tienen fuertes rivalidades con la familia Smirnov & la Bubka, que a pesar de haber recuperado parte de su capital, siguen bajo las sombras, orquestando la manera de volver al poder, desde sus ideales puristas, sacados en Gran Bretaña. La Familia Karkaroff se vio disuelta con la muerte del antiguo director de Durmstrang, y actualmente quedan pocos familiares, sin mucho que resaltar.