Scathách Rauvel es una becaria de la Planta de Heridas Provocadas por Criaturas en San Mungo. Tiene 18 años de edad y fue miembro de la Casa Ravenclaw.

Oficialmente es hija de Reshem’Uk y Siobhan Rauvel, ya que al ser fruto de una violación se desconoce quién es su verdadero padre. Su madre murió cuando ella tenía dos años, quedando al cuidado de Reshem, un mago africano, tosco y muy huraño.

Su infancia fue tranquila, llena de amor pese al carácter de su padre adoptivo. Creció en Irlanda en una casa en mitad del bosque, y asistiendo a una escuela muggle para niños para que aprendiera a leer, escribir y matemáticas básicas.

Acudió al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería y fue seleccionada para la casa Ravenclaw. No fue una chica que destacara mucho, pues su carácter introvertido la hacía participar poco en clases, jamás fue buena para el Quidditch y nunca fue una mala estudiante. Tenía pocas amigas y muy superficiales.

Por pura casualidad descubrió que tenía una hermana, y al preguntar a su padre sobre ella éste desapareció, nunca supo si fue en consecuencia de la pregunta. Cuando se graduó de Hogwarts se aventuró en la búsqueda de su padre y hermana, llegando a los lugares más oscuros del mundo mágico.

Luego de unos meses, Scathach fue atacada por un licántropo, si bien éste no logró morderla para transformarla en uno, sí le dejó un extraña enfermedad en la sangre.

Actualmente es becaria en la Planta de Heridas Provocadas por Criaturas Mágicas y su objetivo es buscar una cura para su enfermedad, que cada vez la tiene más débil.