La esencia de la magia

Cuando me preguntan: Chephie, ¿de dónde viene la magia? Todos mis amigos resoplan y se hacen ovillo, saben que ahí viene una cátedra sobre la Esencia de la Magia. Y no es de sorprender, pues he dedicado la mayor parte de mi vida, desde los veinticinco años, al estudio de la misma.

Recientes descubrimientos demuestran que existe un “gen mágico”, que determina a aquellos individuos quienes podrán utilizar la magia y quiénes no. Por eso, en las familias de magos nacen niños magos, pues el gen es dominante, mientras que en los muggles, aquello no pasa, salvo en contados casos.

Sin embargo, el tener el gen no define tu capacidad o potencial mágico, si bien puede darte un poco de ventaja tener padres talentosos, aquello no te garantiza que puedas realizar magia extraordinaria. Creo que todos recordamos a Jeremias Ollon, cuya madre Hestia Moriandi, fue la mejor pocionista de su generación, y quien pudo perfeccionar los Doce Usos de la Sangre de Dragón. Jeremias, si bien no era un squib, no podía realizar una poción aunque siguiera la receta, Jeremias era conocido hasta por quitarle las propiedades mágicas a los bezoars.

Lo anterior también lo vemos en nuestra ex-ministra de magia, Hermione Granger, que nació de dos muggles dentistas, y aún así, apuesto que no han visto bruja más brillante que ella, además cuyo enorme corazón ha permitido que los squibs asistan a Hogwarts, e incluso se seleccionados para una casa con el Sombrero Seleccionador […]

Extracto de La esencia de la Magia, ¿por qué mi perro no puede ser mágico? de Cephalias Arondale