Alexiane Belcourt, nacida el 23 de Septiembre de 2024, es la hija menor de Eóghan con Saoirse O ’ Rourke. Esta pareja muy bien acomodada en la sociedad magica gracias a sus puestos laborales, él como redactor jefe en un conocido medio de comunicación y ella como sanadora de medio tiempo en San Mungo, criaron a la niña y a su hermano mayor, Rembrandt, como si fueran de la mismisima realeza.

Las creencias politicas y algunas actividades secretas de sus progenitores, hicieron que ella perdiera el contacto con su hermano mayor una vez que este ingresó a Hogwarts. Como Alex comenzó sus estudios cuando Rem ya había finalizado, hasta el día de hoy no lo ha vuelto a ver y esta es una de las muchas razones por la cual tiene un enorme reconcor hacia sus padres y tampoco mantiene una relación cercana con ellos.

Su primera muestra de magica ocurrió el día de su cumpleaños número diez y no fue una acción bien recibida por parte de ella, puesto que en ese momento lo único que quería era ser distinta a Eóghan y Saoirse y eso incluia el tema de ser bruja. Necesitaba una gran brecha que marcara la diferencia.

La niña reservaba, considerada y timida, quedó en el pasado cuando el sombrero seleccionador la colocó en la casa Gryffindor. Al provenir de una familia repleta de ex miembros de la casa de las serpientes, se sintió por primera vez orgullosa de si misma y de su forma de ser. Ella no quería ser una princesa, quería ser una guerrera.
Con el pasar de los años por el colegio, su personalidad fue cambiando con constancia, pero incluso en la actualidad sigue siendo precavida y jamás muestra su verdadero ser excepto con alguna que otra persona de confianza.
Forma parte del equipo de Quidditch y su posición como golpeadora sólo le otorga más atributos y rasgos a su prácticado y actuado carácter que, por lo general, suele alejar a las personas que no toleran su agresividad y mal habla.

A pesar de que este año se graduará de Hogwarts, la irlandesa aún no tiene decidido su futuro ni que camino tomará a continuación.